dilluns, 1 de novembre de 2010

Per mirar-lo en la foscor












 

Desde la cara dos noches
los ojos que miran al día
al universo de su mente
doblegada por la piedad
nada más le puede bastar.
Ante un espejo
callado como un camino sin caballos
nos imaginaba
sordomudos
volviendo por tierra
para mirarlo en la oscuridad.

John Berger

1 comentari:

  1. Ante un espejo que somos nosotros
    y una oscuridad que es su brillante luz...

    ResponElimina